Casos Clínicos

Neurocirugía Pediátrica


Neurocirugía Pediátrica

La neurocirugía pediátrica abarca desde la patología intraútero, pasando por la  del lactante hasta los dos años y la del niño hasta la adolescencia en la frontera biológica con el adulto.

Cada uno de estos períodos tiene unos condicionantes terapéuticos distintos.

La edad puede influir en las decisiones a tomar y conllevar problemas al neurocirujano general si no dispone de los conocimientos precisos en cada uno de estos períodos.

La neurocirugía pediátrica es una especialidad única.

Múltiples estudios internacionales han demostrado que los neurocirujanos infantiles, dada su subespecialización y experiencia, pueden ofrecer un mejor tratamiento de los problemas neuroquirúrgicos pediátricos, comparado con los neurocirujanos generales.

La neurocirugía pediátrica es simplemente diferente, y su especialización se debe realizar en hospitales pediátricos de gran volumen con soporte de otras subespecialidades pediátricas afines (anestesia, cuidados intensivos, radiólogos pediátricos, neuropediatras, traumatólogos y/ortopedistas pediátricos, entre otros).

El objetivo final es siempre ofrecer el mejor tratamiento y un cuidado integral para los pacientes pediátricos con problemas neuroquirúrgicos.
Requiere de una estrecha colaboración con el Departamento de Pediatría, y precisa de una Unidad de Cuidados Intensivos pediátrica. La ventaja de que un mismo departamento de Neurocirugía englobe la parte pediátrica consiste en que el paciente no tiene que ser trasferido a otro centro, cuando alcanza la edad adulta.


Video | Neurocirugía Pedriátrica | Arachnoid Cyst | Microsurgical Fenestration