Casos Clínicos

Neurinoma del Acústico


Neurinoma del Acústico

Es un tumor de crecimiento lento del nervio que conecta el oído al cerebro. Este nervio se denomina nervio vestibular y coclear y está localizado por detrás del oído exactamente bajo el cerebro.

Un neuroma acústico no es canceroso (benigno), lo cual significa que no se disemina a otras partes del cuerpo. Sin embargo, puede dañar algunos nervios importantes a medida que crece.

Causas

Los neuromas acústicos han estado ligados al trastorno genético neurofibromatosis tipo 2 (NF2).

Los neuromas acústicos son infrecuentes.

Pruebas y exámenes

El médico puede diagnosticar un neuroma acústico basado en la historia clínica, en una evaluación del sistema nervioso o en exámenes.

Con frecuencia, el examen físico es normal al momento en que se diagnostica el tumor. Ocasionalmente, pueden estar presentes los siguientes signos:

  • Disminución de la sensibilidad en un lado de la cara
  • Parálisis facial en un lado de la cara
  • Marcha inestable

La resonancia magnética de la cabeza es el examen más útil para identificar un neuroma acústico. Otros exámenes útiles para diagnosticar el tumor y para diferenciarlo de otras causas de mareo o vértigo abarcan:

  • Audiometría (audiología)
  • Examen del balance y equilibrio (electronistagmografía)
  • Examen del funcionamiento auditivo y del tronco del encéfalo (respuesta auditiva provocada del tronco encefálico)

Tratamiento

El tratamiento depende del tamaño y la localización del tumor, su edad y su salud general. Usted y su médico deben decidir si se vigila el tumor (observación), se utiliza radiación para impedir que siga creciendo o se intenta su extirpación.

Muchos neuromas acústicos son pequeños y crecen muy lentamente. Se puede hacer un seguimiento de los tumores pequeños con pocos o ningún síntoma, particularmente en los pacientes mayores. Se harán resonancias magnéticas regulares.

Si no se tratan, algunos neuromas acústicos pueden dañar los nervios involucrados en la audición y el equilibrio, al igual que los nervios responsables del movimiento y la sensibilidad de la cara. Los tumores muy grandes pueden llevar a una acumulación de líquido (hidrocefalia) en el cerebro, lo cual es potencialmente mortal.

La extirpación de un neuroma acústico con mayor frecuencia se hace para:

  • Tumores más grandes.
  • Tumores que están causando síntomas.
  • Tumores que están creciendo rápidamente.
  • Tumores que están ejerciendo presión sobre el cerebro.

La cirugía se hace para extirpar el tumor y prevenir otro daño al nervio. Lo que quede de audición a menudo se perderá con la cirugía.

La radiocirugía estereotáctica enfoca rayos X de alta potencia sobre un área pequeña. Se considera que es una forma de radioterapia y no un procedimiento quirúrgico. Puede usarse:

  • Para demorar o detener el crecimiento de tumores que son difíciles de extirpar con cirugía.
  • Para tratar a pacientes que no pueden someterse a una cirugía, como los ancianos o las personas que están muy enfermas.

Extirpar un neuroma acústico puede dañar los nervios, causando pérdida auditiva o debilidad en los músculos de la cara. Es más probable que este daño ocurra cuando el tumor es grande.


Video | Neurinoma del Acústico